5.487 palabras

periodista en crisis1En las cabezas de algunos no paran de darle vueltas a cómo van a seguir ganando dinero. El caso del periodismo es paradigmático. Un prestigioso diario español empleó en la edición del pasado domingo la friolera de 5.487 palabras en sacarle punta al asunto. ¿Qué conclusiones extrajeron? Poca cosa y nada que no sepamos, a saber, que internet es un soporte que va a obligar a hacer cambios en la forma de entender la producción de noticias, más que nada porque es un recurso valioso para ahorrar costes, el que supone el papel y el de la mano de obra. Pero a los contenidos que no sea  la publicidad -los textos y las fotografías, principalmente- no dedica ni una palabra.

Y es que los grandes medios dan por supuesto que ofrecen un producto de calidad cuando, según un estudio dirigido por M. Pilar Diezhandino sobre la prensa española en los tiempos de internet, no está tan claro que sea así: los informadores pecan de imprecisos, han tomado el mal habito de omitir las fuentes ni contrastar los chivatazos, se abusa del marketing institucional y cojean de machistas. Vamos, que los estudiosos dejan a los profesionales de guapos para arriba.

Para colmo uno del gremio ahonda aún más en la herida: los periodistas se han hecho comodones y se pasan todo el día sentados en sus sillas, rascándose la pancha a la espera de que les lleguen noticias a la redacción, “las noticias están en las comisarías y en los bares” dice el gachó. Menudo panorama. Ya empiezo a entender la mala fama que tienen los periodistas. O están tocandose las narices delante del ordenador o de cháchara con el camarero.

Lo de la comisaría, como apuntaba el colega, tiene sentido, son la principal fuente de noticias truculentas junto con los juzgados. El sociologo Bericat Alastuey (1) en un estudio que realizó hace algunos años analizaba como los medios de comunicación se habían convertido en auténticos especialistas en la formación de emociones  -que no opiniones, como nos quieren hacer creer- tales como la vergüenza o el miedo con el único objetivo de establecer una especie de frente común, o varios, en los lectores y espectadores. En definitiva, algo parecido al papel que jugaba los “dos minutos del odio” en la obra de Orwell, 1984. A quién no le produce algun tipo de sensación desagradable o escalofrío alguien o algo de la siguiente lista:  ZP, Aznar, Pedro J, Gimenez Losantos, la ETA, los israelitas, la policía, los banqueros, los racistas, los psicópatas, el Real Madrid, Hamilton, Franco, los progres, la pobreza, el paro, la gripe, el cáncer, los pederastas, los que conducen borrachos, …. en fin, la lista es tan larga. En definitiva: ese es el gran privilegio del sistema de produccion en el que vivimos, gracias a las nuevas tecnologías podemos tener nuestros propios demonios, individuales e intransferibles. Todo se reduce, como decía otro ilustre sociologo, Jesús Ibañez, a elegir entre Coca Cola o Pepsi Cola. No hace falta que vayamos a buscarlos, ya vienen solos.

NT (1): Bericat Alastuey, Eduardo (2005): “La cultura del horror en las sociedades avanzadas: de la sociedad centrípeta a la sociedad centrífuga”, Revista Española de Investigaciones Sociológicas (REIS), número 110, páginas: 53-89.

Anuncios

6 pensamientos en “5.487 palabras

  1. Pues nada chaval, ya sabes, menos oficina y mas patear calles. De todas maneras eso de dar por cierto algo sin contrastar es bastante habitual. Basta que alguien diga que ha escuchado o leído “en algún sitio” tal cosa para darle categoría de hecho consumado e indiscutible. Conozco a un chaval que siempre está con “según algunos expertos” y luego resulta que lo ha escuchado en el bar donde desayuna a dos tipos que se pasan el día allí.

    • Hola Xavi, tu participacion me produce una alegría tremenda. Gracias por haberme leido. En cuanto a lo que comentas, pues si, siempre hay alguno que le gusta darse importancia y no sabe hacerlo de otra forma que citar “a los expertos”. De todas formas, te diré que el trabajo en la calle es mucho más divertido que el de la redacción. Lo que ocurre es que dentro del periodico hay mucha faena que hacer y salir a la calle es un suicidio para la organización de un cierre de edición.

      un abrazo

  2. Hola Juan, gracias por tu visita. Cierto que se pueden encontrar muchos errores en los medios. De todas formas yo diferenciaría los que se cometen porque la condición humana es imperfecta de los que son fabricados a conciencia, que son muchos.

    Ya conocía la página que citas. Échale un vistazo también a esta: http://labuenaprensa.blogspot.com

    un abrazo

  3. Entiendo que Internet abarate los costes de publicación, pero no los de mano de obra. Redactores harán falta los mismos y en vez de operarios de imprenta se tendrá que contar con informáticos, ¿no?

    • También se ahorran muchos trabajadores. Sin investigar mucho, simplemente ojeando las primeras páginas del oráculo (google) referidas a este asunto, el prestigioso diario que me ha servido de inspiración para el título del post es un buen ejemplo de lo que comento. El director del citado medio ha avanzado que piensa realizar una reestructuración de la edición de las versiones de papel e internet. Hasta la fecha, la elaboración de ambas ediciones dependían de dos empresas distintas. Solamente la mercantil que se encarga de la edición del periódico en papel emplea, según informan en su diario (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/asamblea/trabajadores/PAIS/convoca/dias/huelga/elpepusoc/20081223elpepisoc_4/Tes ), a 853 personas. A estas cifras habría que añadir los currantes que se dedican a elaborar la edición de internet que depende de prisacom. Próximamente, con la integración de ambas redacciones en una misma empresa, la cosa se va a quedar en 500 trabajadores, dicho por el propio mandarín en “su periódico” (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/PAIS/reinventa/elpepusoc/20090120elpepusoc_3/Tes ). Yo creo que con la excusa de aprovechar las nuevas tecnologías esta gente se ahorra bastante mano de obra, ¿no crees?

      Gracias por participar, un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s