La borrachera de los directivos empresariales

La crisis es para algunos mandos directivos de las empresas, de cualquier dimensión, como el alcohol para los adolescentes en plena época de ebullición de sus hormonas, un potente inhibidor que deja a la intemperie sus deseos más íntimos, recónditos, que esperan cualquier fluctuación a la baja de su particular umbral de la vergüenza para hacerse realidad y manifestarse en todo su esplendor. Estos mandarines empresariales en dicho estado semejante a la ebriedad se tornan, como cualquier borracho, sinceros, locuaces, e incluso, ingeniosos y graciosos.

De esta forma les hemos leído y oído decir, ya sea a través de sus propias bocas o las de sus voceros, perlas como que la culpa de su mala situación se debe a la falta de flexibilidad del mercado de trabajo, que la culpa de todo la tiene el gobierno por no llamar a la crisis por su nombre, que bajando los impuestos y creando un clima de confianza para los inversores todo se arregla o que los promotores inmobiliarios prefieren regalarles los pisos a los bancos antes que bajar sus precios. Vamos, de risa o para indignarse, según se mire.

Les escuchas, les lees, y de hacerlo una y otra vez se convierten en aburridos, desagradables, cargantes y escandalosos. Hasta que se vuelven impertinentes y peligrosos, incluso agresivos. Y en medio de tanta euforia no tienen problemas en reconocer que, en tiempos de crisis, con el fin de impulsar su negocio ven justificado el soborno, según dice la Encuesta Europea de fraude 2009 realizada por Ernst & Young. Semejante despropósito se presenta acompañado de un atenuante, el mismo que se utiliza para los miserables de amplia tradición y abolengo que no son otros que los que roban para darle de comer a sus familias. Vamos, que el bigotes se ha visto obligado a regalarle los famosos trajes de José Tomás al Molt Honorable por culpa de la crisis.

Anuncios

2 pensamientos en “La borrachera de los directivos empresariales

    • Lo que no tiene desperdicio son las declaraciones del concejal del PSOE, dignas de un auténtico socialista. También hay una referencia a dicho reportaje en El Mundo, donde se habla de utopia comunista. Un artículo que no hay por donde cogerlo porque el sistema ni es utópico, porque existe en la realidad, ni es comunista puesto que se reconoce la propiedad privada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s