Gran Hermano o la realidad de las máquinas

Nos lo han contado en las películas de mil maneras, las máquinas asumirán el poder en el planeta. Si los mass medias son el cuarto poder, aunque para algunos ya es el segundo, según exponía Ignacio Ramonet en su editorial del mes pasado en la versión en castellano de “Le Diplo”, la inteligencia artificial será su sostén y fiel escudero de los intereses de las empresas de comunicación que ya no tendrán que soportar a sus periodistas acusándoles de manipuladores y censores del producto que difunden ni aguantar las quejas y protestas por su precaria situación laboral.

En Estados Unidos las máquinas están aprendiendo a imitar la forma de escribir de los redactores deportivos. Los ordenadores, mediante el uso de algoritmos y estadísticas, generarán contenidos para que los forofos de cualquier camiseta, lean lo que les gustaría saber de su equipo, resultados y cómo le fue en el partido a sus jugadores preferidos. En el artículo -por cierto, escrito por un humano sin lugar a dudas- amenazan con trasladar esta técnica a otras secciones de los periódicos.

Y no es de extrañar, utilizando algoritmos se pude llegar bastante lejos en esto del periodismo. Las imágenes también son datos y se pueden codificar. En un futuro, y hablo desde la presunción, los propietarios de los medios de comunicación enviarán a hacer la calle en busca de noticias a máquinas que mediante una cámara capten imágenes que sirvan de base para la confección de contenidos para el periódico, radio, televisión o internet.

Quizá el oráculo de la red de redes lleve la delantera en esta carrera por distribuir datos al menor coste social y laboral posible, salvo en China, de momento. Ahora los responsables de la empresa tecnológica están sufriendo algunas críticas de políticos y asociaciones cívicas por una indiscreción: reflejar en uno de sus servicios imágenes de prostitutas trabajando en una carretera catalana.

Pero quién dice que esta empresa no vaya a utilizar las imágenes que capta -además de para dar servicio cibercartográfico- para hacer noticia de cualquier cosa que ocurra en el lugar más escondido del mundo. Sería como un Gran Hermano pero sin tener que gastarse el dinero en el alquiler de viviendas de lujo, en mantener a zánganos o en calentarse la cabeza en cómo sembrar la discordia entre los participantes para mantener la audiencia. Cada vez nos acercamos más a 1984, aunque con veinticinco años de retraso.

Anuncios

Un pensamiento en “Gran Hermano o la realidad de las máquinas

  1. Puede ser que las máquinas reemplacen al hombre a la hora de dar información, pero sólo eso, información, como lo hacen ya los satélites meteorológicos, pero más allá de la mera información no pueden dar nada cuyo único público interesado esté conformado por humanos y no otras máquinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s