¡Qué se nos pasa el arroz!

El vicepresidente de una entidad financiera de postín, ha “advertido” recientemente al gobierno del Reino que gravar las operaciones bancarias supondría un perjuicio para el renacer de la economía española ya que, según el directivo, el coste que supone el impuesto se lo endosarán al consumidor, que ellos no son “los chicos malos” y que, por supuesto, no piensan ganar menos que ahora.

La Primera Ministra alemana, de derechas, sufrió una amenaza parecida por parte de lobby nuclear de su país cuando ésta anunció la creación de un impuesto con el que gravar el combustible nuclear. La respuesta de la gobernante fue: “chicos perdéis el tiempo“.

Bueno, han pasado cuatro días de la amenaza en tierro patrio y nuestro Primer Ministro -por lo visto sentado a la diestra de Dios Padre (su colega alemana) en el espectro de acción política- todavía no ha dicho que esta boca es mía. ¡Qué se nos pasa el arroz! Tic, tac, tic, tac… el tiempo pasa y demuestra quién manda aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s