¿Borrón y cuenta nueva para la Izquierda?

Acabo de leer un artículo de Ignacio Ramonet en el que habla sobre la decadencia de la socialdemocracia europea, más por las conductas de sus representantes políticos que por la falta de vigencia de sus supuestos ideológicos. El fúnebre ejemplo que cita el periodista es el del ex presidente del FMI, llamado en su momento a liderar al socialismo francés en su pugna contra Sarko.

Ramonet habla de desencanto y de pérdida de credibilidad de la propuesta socialdemócrata, puesta en entredicho por algunos de sus actores protagonistas como en el caso referido y vilipendiada y ultrajada por los voceros liberales. En este contexto, el movimiento 15M nació como una respuesta indignada a tantos desaguisados de la clase política y al poder omnipotente del sector financiero. En un principio, Democracia Real Ya pretendía aglutinar a todos los indignados del Reino, se decía que cabían en él todas la ideologías posibles, ya que todos, tanto los partidarios de las izquierdas como de las derechas, estábamos siendo traicionados por una clase política, en general, desleal a su compromiso de defender los intereses de la ciudadanía en su conjunto.

Los voceros de las empresas de comunicación más poderosas se apresuraron a matizar interesadamente: en el 15M de las derechas había poco, ellos mismos pudieron constatar que sólo habitaban las plazas perroflautas malolientes. Hace unos días, viendo que el fenómeno va en serio, han comenzado a sustituir cualquier eufemismo para llamarlo por el nombre que evitaban mencionar mordiéndose la lengua: esto sólo es cosa de putos rojos. Ya queda menos para colocarles la etiqueta de terroristas.

Pero la cosa no es tan evidente como quieren hacernos ver algunas empresas de comunicación. Un estudio realizado por la Universidad de Zaragoza defiende que el origen y formación del movimiento fue “sin intervención exterior y auto-organizada”. Para ello se realizó un estudio de las comunicaciones realizadas por 87.000 usuarios a través de 600.000 mensajes vertidos en una red social enre el 25 de abril y el 26 de mayo. El perfil de los emisores, según las conclusiones del estudio, resulta “ser heterogéneo e incluye desde jóvenes con una cierta experiencia en Internet y que participan por libre, activistas, periodistas o profesionales de la comunicación de distintas orientaciones políticas hasta representantes de grupos organizados y aprendices de redes sociales“.

Frente al individualismo mercantil que propugna el liberalismo al que se dará rienda suelta con la aprobación del Pacto por el Euro, algunos colectivos sociales trabajan para evitar que la solidaridad pase de moda, este podría ser el caso de las iniciativas ciudadanas enfrascadas en boicotear las órdenes judiciales de desahucio tras las denuncias de las entidades financieras.

Mañana, 19 de junio, se ha convocado una protesta general con la intención de parar la andanada liberal. ¿Será el movimiento 15M un borrón y cuenta nueva en la historia de la Izquierda?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s