Los dos bandos

planteamiento_conflicto

Suelo leer algunos blogs de economía con el fin de encontrar alguna clave que arroje luz sobre lo que está pasando en el mundo financiero en los últimos años. Y me encuentro ciertas actitudes que, lejos de ser una excepción y presente en lugares muy concretos (tertulias radiofónicas o televisivas y tribunas periodísticas de medios de comunicación con mucho color), se han trasladado al ámbito de los expertos. Alguien podría decir: en eso consiste el intercambio de opiniones, pareceres y conocimientos. Pero es imposible tener una idea clara de cómo se arregla este follón económico.

Me refiero a la disputa que existe entre el gremio de los economistas, —científicos sociales, mal que les pese— por el monopolio de ‘yo tengo razón y tú no tienes ni idea’. En un tono que ellos pretenden ‘elegante’, compiten por la supuesta verdad, pueril disputa que no es más que un insulto tras otro a la inteligencia de los ciudadanos. Incluso, los participantes en la competición, escriben artículos monográficos sobre el asunto. ¡Ay! si supieran que un físico teórico diría de ellos que son meros charlatanes.

Resumiendo mucho las cosas, todo se reduce a dos bandos. El primero de ellos es el que está compuesto por los que dicen que los gobernantes y los que toman las decisiones para salvar al mundo se están equivocando y lo hacen a sabiendas en aras de proteger los intereses de un grupo determinado, la élite. Suelen tirar en sus argumentos de ideas que les gusta oír a todos los que lo están pasando mal con soluciones, posiblemente, difíciles de llevar a la práctica porque, para empezar, no tienen, y nunca los han tenido, los instrumentos ni los recursos necesarios a su disposición.

Luego están los que dicen que la medicina que están aplicando los sabios es la que hay que darle al enfermo porque no hay más remedio, que el paciente está muy malito por los excesos que cometió y no ceñirse a los mandamientos de la ley del capital. ¿O sí? Generalmente, acusan al otro bando de ignorantes aunque la realidad no les dé la razón con hechos, escudándose en que aún están por venir.

Ignorantes. Eso es lo que deberían ser los que se pretenden científicos. La ignorancia como punto de partida para actuar sin prejuicios y con la honestidad suficiente para decir: me he equivocado, me voy, que lo intente otro. En lugar de esto tenemos conflicto, mentiras, simplificaciones, mercadeo y, lo peor, ese manido recurso al eufemismo que no es otra cosa que el arte de manifestar de forma suave o decorosa ideas cuya recta y franca expresión sería dura o malsonante, como dice la Real Academia de la Lengua, además de inconveniente.

Anuncios

2 pensamientos en “Los dos bandos

  1. Hace tiempo que no entraba en tu bloc y veo que da igual que escribas sobre un tema u otro, nadie hace ningún comentario .
    Anoche en televisión vi a Miguel Ángel Revilla el si tenia soluciones para esta crisis, las explico , ademas explico porque estamos en este lio lo hizo como el dijo, de manera que lo pudiera entender desde una ama de casa, asta alguien que no u viera ido nunca al colegio.resultado a todos les hace gracia pero nadie le hace caso.

    • Nadie les hace caso porque con los que habla ninguno tiene interés en que las cosas se solucionen. Los bancos, por ejemplo, ya pueden haber cometido todas las irregularidades que quieras, al final sus excesos, sus irresponsabilidades, sus incapacidades, las pagamos todos menos ellos. Sus contertulios son unos abrazafarolas de los bancos que son los que sostienen las empresas de sus jefes, los empresarios de los medios de comunicación. Se ríen porque lo consideran el bufón, el que dice tonterías porque para eso representa a un partido político que no tiene ninguna posibilidad de tomar decisiones sobre la actividad de los bancos y no deja de vestirse de populista estilo Chávez o Berlusconi. Al Revilla, al fin y al cabo, le da igual que le tomen por el pito del sereno, cobra por aparecer en la tele y sigue haciéndose famoso asegurándose que le vuelvan a votar en las próximas elecciones al gobierno cántabro.

      Gracias por participar Lola, se nota que eres una persona inteligente. Sigue opinando.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s