Una trayectoria que ya es "lustrosa"

veintelinasHoy es un día especial para este blog. Cumple 5 años y no es poca cosa. No debe serlo porque todavía me acuerdo del motivo que me impulsó a hacerlo: simplemente las ganas de contar lo que veía y pensaba.

Acabo de leer mi primer texto en 20líneas y no he podido evitar sonreir al recordar lo que en ese instante, el que os escribe, proponía: una entrada a la semana (además prometida su publicación los martes) y de no más de veinte líneas de extensión. Espero que los lectores y lectoras me hayan sabido perdonar por incumplimiento de todas mis (creo que buenas) intenciones.

La primera en la frente: me salté lo de las 20 líneas desde la segunda entrada. ¿A quién se le ocurre en internet ponerle puertas al campo? Influencias de la profesión que me da de comer. La segunda: la que estáis leyendo es la entrada número 160. Si cinco años suman 260 semanas, está claro que tampoco he cumplido con esa propuesta. Seguro que el lector o lectora habitual habrá disfrutado de ese nuevo desliz.

En cuanto a los lector@s de 20líneas.com, este blog ha sido visitado en poco más de 20.000 ocasiones. Si tenemos en cuenta que la comunidad de seguidor@s de este medio alcanza la friolera de cerca de medio centenar de incondicionales (las ventajas de tener una familia que te aprecia y unos amigos y amigas que no tienen precio), 160 entradas por, pongamos, 50 asidu@s e incaut@s, arrojarían la cifra de 8.000 visitas en estos cinco años. La conclusión: el buscador de Google ha hecho un trabajo excelente.

Pero este blog significa mucho más para mi que para todos los que me leeis. Sé que sonará bastante peliculero pero pasó: me casé con una de mis lectoras, bella e inteligente como mandan los cánones cinematográficos de la escuela de Billy Wilder, a la que conocí afortunadamente gracias a 20líneas. En estos cinco años también me he independizado, tecnológicamente hablando, pasando de veintelineas.wordpress.com a 20líneas.com, y he aprendido un montón de cosas sobre la edición de blogs que a la asociación donde hago de sociólogo, PreparacCión, le han venido muy bien.

En definitiva, cinco años en los que he contado cosas que me ha apetecido contar aunque me haya sido imposible hacerlo desde una posición neutra y aséptica. Tampoco he conseguido llegar al fondo de ninguna cuestión, no por problemas de tiempo ni espacio. No pondré ninguna excusa: ninguna de las hipótesis que me sirven para explicarme, a mi mismo, cómo funciona el mundo es válida.

Al respecto, hace unos días leí en otro blog la reseña del libro 50 sociólogos esenciales, que todavía estamos esperando al Newton o al Einstein de las ciencias sociales. Creo que podemos esperar sentados la llegada del mesías. Muchas veces nos hacemos las preguntas equivocadas porque buscamos respuestas convenientes y convincentes. Liberto Carratalá, el autor de este blog por tanto, seguirá errando, una y otra vez. No cabe otra, soy humano, demasiado humano, como diría aquel.

Muchas gracias a todos y a todas los que me leéis todavía. Y muchas gracias a ti, papá. Y a tí mamá, que me puedes leer y preguntarme por qué no escribo tan a menudo.

Anuncios

Sobre la solidaridad entre especies y el buen vivir

040612

Me llega de un buen amigo un artículo1 que ha escrito recientemente sobre la solidaridad interespecies y la sastisfacción de sus necesidades básicas. En él, José Tomás, hace un pequeño esbozo sobre un concepto con raíces en el pacifismo, ambientalista y animalista que defiende el espirítu colaborador entre todos los seres vivos que habitan el planeta como forma de definir las relaciones entre los humanos y su entorno, lo que sería el buen vivir.

Dentro de ese marco de análisis de las relaciones inter-seres menciona un concepto, Paz Positiva, formulado hace casi veinte años por el pensador noruego Johan Galtung. El sociólogo define la Paz Positiva no como ausencia de conflicto sino como las relaciones de colaboración que garantizan el bienestar común y la construcción de estructuras pacíficas permanentes. Lo positivo significa aquí centrar el foco de la investigación en lo que funciona y está hecho para que sea así de manera perdurable en el tiempo.

También el psicólogo Martín Seligman incidió en esta perspectiva hace ya algunos unos años y sugirió que la psicología también debería prestar atención a aquellos comportamientos humanos que no suponen un problema, todo lo contrario, tales como la creatividad, la capacidad de sobreponerse a sucesos trágicos, el humor, etc. En pocas palabras: vamos a estudiar porqué una persona es feliz o goza de bienestar para saber tratar a otras que no lo son o previnir su infelicidad o malestar. Este sería el objeto de la psicología positiva.

El sociólogo Norbert Elias, a propósito de la violencia, también basó sus investigaciones en una premisa parecida: además de analizar qué elementos son causantes de un conflicto específico averigüemos también cómo y por qué una sociedad evita el uso de la violencia en su vida cotidiana. Sus estudios dieron lugar a la teoría del proceso de civilización. Un proceso que presentó como discontinúo y que contempla sus avances más decididos en situaciones de justicia y equidad pero que involuciona en contextos de desigualdad y pobreza. Tenemos excelentes ejemplos de esta situación en los sucesos de Burgos y Melilla.

Acudir a lo positivo para fijar referencias con las que trabajar, según nuestra historia como especie, es insuficiente. Como plantea el texto de partida, las experiencias de violencia que vivimos desde hace quinientos años no sólo atañen a las personas (ejercida o sufrida tanto a título individual como en nombre de una organización, colectivo o grupo) también al medio ambiente o a otros seres vivos no humanos que son explotados para favorecer el modelo de acumulación en el que se basa el desarrollo de nuestras sociedades.

Entre esos periodos históricos de referencia tenemos a la Europa occidental resultante tras el fin de la II Guerra Mundial y que abrió una etapa de paz, estabilidad, crecimiento y de reducción de la pobreza y de las desigualdades conocida con el nombre de la edad de oro del Estado del Bienestar. La primera crisis del petroleo de 1973 puso fin a este etapa e inició otra de involución en los indicadores anteriormente enumerados. De ser posible una repetición y expansión de este modelo, de la que el capital es un gran adversario, a la luz de lo expuesto seguiriamos teniendo un problema: dejamos fuera la cuestión de la explotación de la naturaleza y otros tipos de relaciones abusivas entre humanos como son el sexismo y el racismo. En definitiva, y como diría el profesor Tortosa, este modelo sería culpable de una situación de maldesarrollo como mal vivir.

Sin duda, los movimientos sociales son esenciales para la mejora de las condiciones de vida de la sociedad, tanto como la tecnología, la cualifacación del capital humano o el espíritu emprendedor. El movimiento obrero dio sus primeros pasos en el incio del segundo tercio del siglo XIX. Sus logros han sido evidentes aunque no suficientes para erradicar las relaciones de dominación entre personas. El movimiento ecologista tiene un recorrido aún menor en el tiempo. Aunque las primeras organizaciones dentro de este ámbito de actuación datan de finales del siglo XIX no es hasta los años 50 del siglo pasado cuando crece el número de sensibilidades y la población tiene la creencia de que es necesario proteger el medio ambiente porque también le va la vida en ello. Mucho trabajo no se ha podido hacer todavía.

free

A día de hoy, definir el desarrollo en términos del buen vivir es tan necesario como ineludible emprender una acción intelectual en este sentido. El propio José Tomás, y también Tortosa, priorizan dentro de la estrategia de actuación la satisfacción de las necesidades básicas interespecies en este proceso. José Tomás encuentra la vía de la paz estructural como la única para asegurar la superviviencia moral del ser humano al igual que la material, identificando el buen vivir con calidad de vida, promoviendo una cultura de hacer las paces interespecies a la que Galtung alude en su obra. El sociólogo considera contar con una ética animal, ambientalista y ecofeminista que derribe la estructura de predación vigente.

Finalmente, el capital ha tirado por lo global para dominar también en lo local mientras que las perspectivas alternativas hacen hincapié en lo local para liberarse de las cadenas globlalizantes. Por otra parte, tenemos el proceso de construcción de una entidad supranacional, como la Unión Europea, en la onda de los movimientos globalizadores. Mi posición personal está acerca de la perspectiva intelectual de Jurgen Habermas y su defensa de una Europa democrática y participativa tal y como refleja en su ‘Crisis de la Unión Europea. Una respuesta‘. El sabio alemán incide en esta obra sobre la necesidad de construir una Europa y una identidad basada en la solidaridad, un valor que trascienda la noción de transculturalidad, que además, como José Tomás propone, sea interespecie y que contemple la dignidad, no sólo del ser humano como propone Habermas, también del medio ambiente y de todos los seres vivos no humanos. Es necesario para alcanzar un buen desarrollo y un buen vivir.

Nota al pie

1García García, J.T. (2012): ¿Es posible satisfacer las necesidades básicas interespecies? El aprendizaje intercultural de paz estructural no antropocéntrica. Pensamiento Actual, vol 12; nº 18-19. pag. 13-26.

10 pistas sobre el mundo en el que vivimos

Las cifras son las reinas de este mundo y a poco que nos descuidemos también lo serán en el más allá. Toda nuestra vida son datos, nuestra existencia personal y colectiva se resume en cifras. Aquí tenemos diez pistas, basadas en números, que nos dibujan cómo están las cosas y qué rumbo toma la vida. Seguro que hay muchísimas más pero éstas son las que he visto en los últimos días. Sigue leyendo

Veinteañeros conectados a la élite

Minientrada

Algunos utilizan los espacios personalizables de los foros de internet para manifestar su idolatría con respecto a un artista o deportista, su forofismo hacia un equipo deportivo o su adhesión política, entre otras muchas posibilidades. Este espacio ciber-público también es aprovechado para demostrar su pertenencia —informal— a un club muy distinguido: los que disponen de unos dispositivos electrónicos muy concretos, los Apple gadgets. Todo ello coronado con una apreciada guinda: el VW Golf, todo un clásico para los post-adolescentes. Aquí podemos ver un buen ejemplo.

El estado de Bolívar: sobre lo local y lo global

Ayer estuve conversando con una político venezolana que ejerce en el gobierno de Chávez. Sus competencias se centran en Educación y las desempeña en el estado de Bolívar, si “tradujésemos” su cargo al lenguaje de la política orgánica del Reino podríamos decir, más o menos, que se trata de una consellera.

Después de un buen rato escuchándola me di cuenta que los problemas del sistema educativo venezolano y español no son muy distintos: la ausencia de valores, la falta de atención de los padres y madres sobre los hijos, la falta de vocación de los profesionales de la docencia, … en definitva, nada nuevo bajo el sol. Sigue leyendo

Un #19J muy fogueril

Importante respuesta de la ciudadanía alicantina que, según fuentes de la policía, ha participado en la manifestación contra el Pacto del Euro en un número entre diez y doce mil personas. No se ha producido ningún incidente y la protesta ha transcurrido con total tranquilidad. Muchas familias completas, gente joven, personas con más edad, pocos perros (también tienen derecho a manifestarse) y ninguna flauta. Sigue leyendo

Hueso con hueso

Ayer estuve en la sajeña Peña Rubia, en casa de la extraordinaria familia Moreno. Su finca, que ellos bautizaron hace cerca de cuarenta años como la Casa Corea, es un reducto de conocimiento crudo, básico, lleno de sentido común y sabiduría radical. Los adultos de mi generación necesitarían pasar una temporada en este paraje aprendiendo cómo se manejan las manecillas de la Naturaleza. También debería ser una asignatura en todos los cursos de Educación Primaria y Secundaria Sigue leyendo

La #reflexión en las jornadas de #acampadasol y #acampadaalicante

La concentración de #acampadaalicante durante la jornada de reflexión transcurrió con total normalidad. El movimiento de ciudadanos alicantino, con sede en la Plaza de la Muntanyeta, siguiendo los pasos de #acampadasol ha comenzado a autoorganizarse y ha establecido sus primeras comisiones para optimizar el esfuerzo de los acampados. También han puesto en marcha distintos grupos de trabajo para elaborar propuestas de actuación en áreas diversas como sanidad, educación, cultura, medios de comunicación, etc. Esta tarde, a las cinco, comenzarán las reuniones.

Precisamente, este hecho, el de realizar propuestas, ha levantado las primeras voces críticas entre algunos gurús simpatizantes con la causa, intención de la que yo mismo tampoco puedo escapar. #acampadasol emitió ayer un comunicado a través de su blog en el que anunciaba algunas de las propuestas —en proceso de debate— nacidas de sus comisiones de trabajo. Algunas de ellas, como el cambio de Ley Electoral para que las listas sean abiertas y con circunscripción única, están dentro del espíritu de mejorar el sistema democrático. Otras, caso de la derogación del Plan Bolonia, la reforma de la Ley Hipotecaria o la verdadera desvinculación de la Iglesia del Estado, puede que no entren dentro de su cometido y ponga en peligro la fuerza del movimiento.

Ayer, en #acampadaalicante, mientras los coordinadores de las comisiones difundían el contenido de algunas propuestas, no todas tenían la misma acogida por parte de los centenares de personas que estabamos allí sentados. Es cierto que esta tarde la Plaza de la Muntanyeta se convertirá en espacio abierto a todo el mundo para debatirlas y darles forma. Pero esa posibilidad ya la teníamos con los partidos políticos tradicionales.

El movimiento ciudadano 15M es muy heterogeneo, la ligazón que lo mantiene unido es, como dice Ricardo Galli de Software Libre, un acuerdo de mínimos que, resumido en tres palabras, trata de mejorar la calidad de esta democracia. Revolucionando el sistema democrático podremos transformar la cultura, la sanidad o la enseñanza en algo que sirva al interés general, nunca al contrario.

Me voy a votar.

Aquellos barros trajeron estos lodos

Recuerdo como mi profesor de Historia de Economía Política en la Facultad —estoy hablando de hace más de quince años— se lamentaba, ante el triste panorama que nos asistía en esos momentos, de la pasividad de la que hacían gala los más perjudicados en la crisis de los noventa y su falta de ánimo para protestar y quejarse por el drama que estaban viviendo. Decía, también, que la olla a presión se destaparía tras un partido de fútbol, congregada la masa para otros menesteres y despertando con violencia y descontrol. Sigue leyendo

Regala un algoritmo por Sant Jordi

Cuenta el periodista Ignacio Ramonet que algunas empresas de comunicación han conseguido poner en práctica métodos poco convencionales para seleccionar y producir contenidos pseudoinformativos on-line (el adjetivo lo pongo yo). Según explica el informador un algoritmo como los que usa google discrimina el polvo de la paja, lo que interesa a los consumidores de contenidos —lectores y anunciantes— de lo que es intrascendente, según la perspectiva de los mencionados anteriormente. Sigue leyendo